jueves, 11 de septiembre de 2014

Derrape de dedos sobre un teclado peatonal 🚸.


No sé que es lo que quieres, no se que es lo que quiero. Intento adivinar a qué tengo miedo pero por mucho que persiga el hacerme la idea de que nada es eterno, parece que todo es imposible porque cuesta, y lo intentas y lo sigues intentando y no lo puedes parar, como una rueda que baja por el asfalto rondado, rodando, rueda que rueda. Sí, locura general sólo para unos pocos, mayoritaria marea  inútil como ella sola. Enormes cristales rascando el cielo, heridas con sal. Fluir de pensamientos atascados como locos fuera de manicomios vacíos por la falta de abundancia de recursos robados. Ladrones que reparan daños, y daños que no dejan marca únicamente la huella del dedo en la llaga. Cerrar de puertas sin sonido y sonidos sordos bajo el agua en la que se ahogan los que ya están muertos y reviven los que nunca han sufrido. Enfermos efímeros en los portales dando besos pequeños de enormes labios, palabras filtradas por las rendijas del odio de los que un día se amaron. Confusiones partidas de los que un día lo tenían todo claro y ahora vagan por eso que denominan enteras dudas. Por no tener una idea de lo que quieren. Por no querer lo que consiguen y no saber hasta dónde se conforman. Dudas, dudas, dudo, perdida me encuentro en este mundo caótico en el que nada pierde lógica sin cobrar sentido, y en el que me siento frustrada porque todo es ilógico.
¿Qué es lo que quieres? ¿Qué es lo que quiero?
Respuestas rápidas pero largas, que aclaren cortas y lentas confusiones que han ido naciendo a lo largo de los años a causa de las frustraciones de experiencias vividas por otros, pero que repercuten en lo que uno piensa, en la forma en la que ves la vida y en la que la vives. Porque no puedes obviar lo que a tu alrededor ocurre y sólo puedes intentar que en tu interior no se repita cómo esa rueda que por el asfalto baja rodando, rodando, rueda que rueda. Y lo intentas y lo sigues intentando y no lo puedes parar. Locura general sólo para unos pocos. Cordura individual para ninguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario