lunes, 13 de mayo de 2013

Grandes amigos, niños pequeños.


Viajan como pájaros unidos al vuelo.
Persiguiendo al viento.
Juegan a ir tras sus plumas
mientras crean sueños.
Su melodía sube hasta las alturas
transmitiendo sentimientos.
Sus colores brillan como rayos de sol,
planeando sobre el cielo.
Son como dos enamorados reacios a
dejarse llevar por el miedo.
Viven en busca de una pasión
que les quite el aliento.
Son niños pequeños.
Una discusión no hace que se borren
los buenos momentos.
Mundo de fantasía sin rencores,
mundo de pequeños ingenuos.
En sus corazones solo archivan ilusiones,
nuevos descubrimientos.
Dulces chiquillos, ávidos pensadores.
Son grandes amigos y observadores sinceros.